5 consejos para mejorar como programador

Probablemente crees que te voy a dar consejos sobre cómo mejorar tu documentación y optimizar tu código o algún truco especial para mejorar tus algoritmos, pero nada más alejado de la realidad.

A veces lo que necesitamos para mejorar como programadores no son consejos técnicos sino herramientas para relacionarnos con nuestros clientes y compañeros de trabajo.

Generalmente somos geniales para programar pero pésimos para conversar. Con eso en mente he preparado esta pequeña lista de consejos.

1. Usa Metáforas para explicar conceptos difíciles

Normalmente es difícil explicarle  un cliente el funcionamiento de un programa o un algoritmo así que es buena idea utilizar metáforas. Si no conoces el negocio de tu cliente para poder usar sus propios términos, intenta usar cosas de la vida cotidiana.

En más de una ocasión he explicado el funcionamiento de los servidores de alojamiento y los nombres de dominio con la metáfora del centro comercial y el cartero.

Si usas un lenguaje fácil de entender con ejemplos sencillos, es más probable que tu cliente realice la pregunta adecuada en el momento preciso.

2. No seas cerrado cuando te soliciten un cambio

Más de una vez me he puesto de mal humor cuando llega mi cliente a mitad de una fase de desarrollo y me dice: «debemos poner un botón más aquí y además necesito que se ordene por fecha».

Aunque detesto cambios tontos a medio camino, hay veces que no son tan tontos como yo creía. Cuando me sereno, respiro y preguntas la razón del cambio, casi siempre descubro el motivo de mi cliente para pedir dicho cambio.

No pierdas la cabeza ante los cambios imprevistos, intenta comprender las motivaciones y consecuencias detrás de ellos y llega a un acuerdo sobre la mejor forma de llevarlos a cabo. Puedes utilizar metáforas para explicar la complejidad del cambio si es necesario.

3. Intenta socializar con otros

Hay que aceptarlo, la mayoría de los programadores no tenemos las habilidades necesarias para socializar con otras personas y preferimos escondernos bajo una silla antes que hablar con otra persona.

Si este no es tu caso ¡no me mientas! yo se que es cierto jejeje. No te pido que seas el alma de las fiestas, pero al menos intenta ir a las fiestas.

Empieza por escuchar a las personas e interesarte por sus vidas, te sorprenderá lo mucho que puedes aprender y aplicar a futuro.

4. No hagas chistes «raros»

Si quieres ser simpático y socializar con el resto de personas intenta mantener los chistes técnicos al mínimo.

Pocas personas entienden o recuerda la diferencia entre una integral y una diferencial así que el chiste de la fiesta de funciones matemáticas no siempre es buena para romper el hielo.

Si es mala idea utilizar jerga técnica para comunicar asuntos laborales, lo es más para hacer bromas. Solo cuando estés seguro que los otros entenderán tu broma sobre procesos en cola puedes contarla.

5. Piensa en el negocio

Recuerda que la razón por la que te contrataron es para que ayudes a solucionar un problema del negocio, no pidas infraestructura costosa o programas caros para realizar la tarea.

Aunque tu idea de optimización sea grandiosa tus clientes siempre pensarán en función de costo-beneficio e intentarán ahorrar hasta el último centavo, de ti depende demostrar que la inversión vale la pena y no estás desperdiciando recursos.

¿Se te ocurre algo más?

Estos consejos me han servido a lo largo de mis más de 10 años de programador con buenos resultados.

Si tienes más consejos o deseas compartir tus experiencias los comentarios están abiertos, úsalos. Si por otro lado eres un cliente puedes revisar mi presentación para trabajar efectivamente con programadores.

Finalmente, si te pareció útil o interesante este artículo compártelo con tus amigos y conocidos.

Si te gustó, compártelo con alguien más
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Pablo (OtakuPahp)

Pablo (OtakuPahp)

Soy desarrollador fullstack experto en WordPress y me encanta aprender constantemente. Padre novato, programador apasionado, consultor tecnológico entre otras cosas más. Siempre me he considerado como alguien creativo con un gran deseo por aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *