Se que no necesitas que eche más tierra sobre ti, ni que te diga que emprender en Internet es duro, para eso ya tienes a tus amigos, tus familiares y casi todo el mundo a tu alrededor.

Se también que entiendes las dificultades y contratiempos que vas a encontrar durante tu aventura empresarial.

Sin embargo, quiero hablarte de algunas verdades que están allí afuera y que quizá estas pasando por alto. No son muchas pero son importantes así que empecemos.

Verdad #1: Si no compites, mueres

Como emprendedor es probable que pertenezcas a uno de estos dos grupos: Tienes una idea maravillosa que nadie nunca ha tenido y estas seguro que es tu camino hacia la fama y fortuna que mereces, o por el otro lado tienes una idea tan gastada y poco original que seguramente nadie querrá oír de ella y te deprimes.

Si eres parte del primer grupo, déjame decirte lo siguiente: ¡Estás mal!

Si por el contrario eres parte del segundo grupo, felicidades ¡También estás mal!

Estás mal en el primer grupo porque de seguro existe una razón para que no existan personas haciendo dinero con tu idea. Es ingenuo pensar que entre siete mil millones de personas en el mundo nadie haya tenido la misma idea que tu. Y si nadie se ha hecho millonario con tu idea es simplemente porque tu idea no sirve y todavía no has encontrado el error fatal en tu idea.

Si perteneces al segundo grupo y crees que una idea ya usada es mala, es porque temes a la competencia y crees que competir es malo. Probablemente piensas que hay demasiados que ya hacen dinero con tu idea y que no hay forma de que tu te hagas con una tajada del pastel, pero si todavía hay gente que vive de esa idea es porque es rentable.

Para triunfar como emprendedor tienes que competir, tienes que descubrir que quieren los que tienen el dinero y ofrecerles aquello por lo que están dispuestos a pagar.

Conviértete en un gran vendedor o abandona la idea de emprender.

Verdad #2: El tráfico nunca es realmente gratis

Todo el mundo dice que las visitas gratis son lo mejor, ¿verdad?

Lástima que sean solo cuentos de hadas.

Claro que el SEO, el marketing de contenido, las redes sociales, el networking y muchas otras estrategias de difusión te pueden conseguir tráfico sin invertir un solo centavo, pero aún así estas pagando con otra moneda: Tu Tiempo.

Probablemente creas que el tiempo no importa y que tienes mucho para invertir, pero estas quitándole ese tiempo a tu familia, a tus amigos o a ti mismo.

No desprecies el tiempo que inviertes en tu emprendimiento, calcula cuánto ganas por una hora de trabajo con tu actual fuente de ingreso y podrás hacerte una idea de cuanto te cuesta ese «tráfico gratis».

Verdad #3: Eres esclavo de la tecnología

¿La peor parte de hacer negocios por Internet? La Tecnología.

Es cierto que hoy en día es infinitamente más fácil montar tu sitio en WordPress, y mucho más económico también, pero para poder hacerlo correctamente debes aprender sobre algunos términos como widgets, FTP, DNS, Hosting, Ancho de Banda y cientos de pequeños términos que interactuan entre si.

También es cierto que puedes contratar a alguien para que se encargue de los detalles, pero aún así debes entender al menos los conceptos básicos para evitar ser estafado. Lo peor es que no debes aprender unos pocos conceptos sino todos ellos a la vez.

Si quieres emprender en Internet debes al menos entender lo básico sobre HTML, CSS, FTP y edición de imágenes.

Si tienes alguna urgencia es preferible hacer un parche rápido y luego pagar por una solución mejor, que esperar varias horas para una solución y perder la oportunidad de cerrar un negocio; eso si, no dejes pasar mucho tiempo antes de corregir el parche.

Sin importar la ruta que tomes, tarde o temprano te encontrarás con la tecnología, es mejor que empieces amigándote desde ya.

Verdad #4: Las personas no le compran a extraños

Tienes una gran idea y creaste un sitio maravilloso. Incluso tienes algo de tráfico para tu contenido.

Lo siguiente es simplemente sacar tus producto a la venta y los compradores caerán del cielo, ¿verdad?

Pues no.

La gente es paranoica y desconfiada, y en Internet eso se multiplica por 10. Si la gente no te conoce, su primer pensamiento sobre tu producto es que se trata de un fraude y que intentas robarles su dinero.

Para hacer una venta por Internet debes probarle a la gente que eres de confianza y que tu producto es bueno para ellos, pero eso requiere tiempo.

No debes buscar la compra inmediata en la primera visita, es mejor si les das algo de información valiosa o les pides suscribirse a tu lista de correo (dónde les darás más información valiosa) y poco a poco crear una relación con ellos.

Parece mucho trabajo, pero con el tiempo descubrirás que las relaciones a largo plazo son el mejor plan de negocio.

Verdad #5: Nunca harás millones

Acéptalo, nunca serás dueño de esa exclusiva isla en las costas de Dubai, al menos no como emprendedor de Internet.

Existen muchas historias de personas que se vuelven multimillonarios con sus emprendimientos, que los venden en miles de millones de dólares y viven felices por siempre, pero debes creerme cuando te digo que ellos son la excepción, no la regla.

Pero todavía no te desanimes. Si haces todo bien y trabajas honestamente para tu público puede que no hagas los millones necesarios para comprar una isla, pero definitivamente harás suficiente como para mantener a tu familia cómodamente y sin preocupaciones.

La mejor parte de ser emprendedor por Internet no es comprar islas, sino trabajar sin horarios, poder estar con tu familia cuando quieras, tener unas vacaciones tranquilas, una bonita casa y, sobre todo, hacer lo que te gusta.

Alcanzar el éxito es la parte más difícil

La gran mayoría de emprendedores nunca logran ganar ni un dólar después de años de trabajo.

Pero no es porque tengan la idea equivocada, no porque sea imposible, ni porque sean incompetentes… es simplemente porque no logran descubrir como hacerlo.

En un emprendimiento muchas veces nos enfocamos en un proceso en lugar de enfocarnos en todo el sistema. Pasamos días dando vueltas alrededor de un pequeño detalle sin percatarnos de que lo importante está más allá.

Una buena idea para lograr ver todo el sistema es juntarte con otras personas que han intentado el mismo camino y aprender de sus experiencias.

En tu experiencia, ¿cuál ha sido la parte más difícil de emprender en Internet?

[Imagen CC de zaqui]
[Entrada original en Copyblogger]

Una respuesta

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *