La historia de la creación para programadores

Hace ya varios meses encontré en uno de mis blogs de lectura una historia de la creación muy adaptada para nosotros los programadores. Se necesita cierto nivel de conocimiento en lenguaje C y en Asembler para sacarle el máximo provecho a la historia, pero los profanos (a.k.a. quienes no saben programar) puede que encuentren uno o dos motivos para dibujar una pequeña sonrisa en su rostro.

La historia fue traducida libremente del inglés (palabras del autor de la entrada), pero me parece tan bien traducida que la voy a plagiar reproducir tal cual.

En el principio Dios creó el Bit y el Byte, y de ellos creó la Palabra.

Y eran dos Bytes en la Palabra, y nada más existía. Luego Dios separó el uno del cero, y vio que todo era bueno, y dijo:

— Que se haga la Información— Y así sucedió. Después dijo:

— Que la información se vaya a los lugares apropiados.

Así, creó los disquetes y los discos duros y los discos compactos. Después, sin demora, expresó su siguiente orden:

— Que se hagan las Computadoras. Así habrá un lugar para poner los disquetes y los discos duros y los discos compactos— Entonces aparecieron los ordenadores y Dios los llamó hardware, y vio que su obra era buena y compilaba bien.

Aún no había software, pero Dios pronto creó los Programas. Chicos, grandes… y les dijo:

— Vayan y multiplíquense y llenen la memoria, que es basta. Explórenla, la pongo a su disposición.

Y así fue. Los Programas pronto llenaron la memoria, y dijo Dios:

— Crearé al Programador, y él hará nuevos programas y gobernará los reinos de las Computadoras y de los Programas y de la Información.

Y así fue creado el Programador, a la sintaxis y las variables del Señor, y lo colocó en el Centro de Información. Y Dios le mostró el Árbol de Repositorios, Librerías y Anexas y dijo:

— Puedes usar todos los volúmenes y subvolúmenes, pero No uses Windows—. También le dijo: — No es bueno que estés solo. Tendrás compañía.

Y Dios tomó un trozo de código fuente del Programador y creó una criatura que miraría al Programador, admiraría al Programador y amaría lo que hiciera el Programador. Así fue creado el Usuario. Y el Programador y el Usuario fueron dejados bajo MS-DOS, desnudos. Y vio Dios que todo estaba bien.

Pero Bill era una criatura más inteligente que las otras del Señor, y le dijo al Usuario:

— ¿En verdad te dijo Dios que no corrieras ningún programa?—. Y el Usuario replicó:

— Nuestro Santo Padre nos dijo que podemos usar cualquier programa, jugar con ellos como sea. Incluso practicar ingeniería inversa al Cielo, y utilizar cada pieza de la Información como queramos. Todo menos una cosa. Nos dijo que no ejecutáramos Windows o moriríamos.

Y Bill le dijo al Usuario:

— ¿Cómo puedes saber que es malo si no lo has probado? En el momento en que pruebes Windows serás un igual de Dios, tendrás cuenta de Admin, sabrás todos los lenguajes y la sintaxis de cada uno. Podrás utilizar PHP con Pascal y SQL como si fueran uno solo. Pero eso Dios no te lo ha dicho porque tiene miedo. No quiere que tengas el poder. No quiere que tomes el mouse por tu cuenta y abras Photoshop para editar de forma graciosa sus fotos.

Así, el Usuario vió que Windows era más fácil de usar, y vió que MS-DOS estaba desnudo y bajó y  le puso Temas y Skins. Y el Usuario supo que no era necesario saber nada del Árbol de Repositorios, Librerías y Anexas, porque Windows podía hacerlo por él.

Y así el Usuario instaló permanentemente Windows en su entorno, dejando de lado MS-DOS, y le dijo al Programador que estaba bien. Y el Programador inmediatamente necesitó de nuevos drivers, y los buscó.Y todo parecía ir bien.

Pero Dios vió al Programador usando ventanas con efectos translúcidos que gastaban memoria pero no ayudaban en nada, y vió como el Programador se reiniciaba cada vez que cambiaba algo en el Centro de Información. Vio también cómo pataleaba y cómo gritaba y lloraba. Lo vió corromperse de las peores maneras. Y finalmente, en el colmo de la blasfemia, vió al Programador tomar café. Y así supo Dios que no todo andaba bien. Alguien había inyectado código malicioso en su Creación. Le preguntó al Programador:

— ¿Qué haces?—. Y su hijo le respondió:

— Busco drivers nuevos porque no puedo encontrarlos en MS-DOS—. Y Dios contestó a su vez:

— ¿Drivers? ¿Acaso has corrido Windows?—. El Programador notó la ira en el hash de la voz de Dios y pidió perdón, rogó por misericordia, y dijo:

— ¡Fue Bill quien nos dijo que lo hiciéramos!

Sin demora, Dios ejecutó por primera vez el Antivirus Divino, con las bases de datos actualizadas. Pasaron horas y horas, pero finalmente una ventana de información se presentó, y decía “Código malicioso encontrado: Bill.exe ¿Quemar en el infierno? ¿Permitir?”.

Así Dios atrapó a Bill, quien se había estado escondiendo, y le dijo:

— Por lo que hiciste, serás odiado por todas las criaturas. Y el Usuario siempre estará descontento contigo, sin importar lo que hagas. Y siempre venderás Windows—.

Luego, dijo al Usuario:

— Por lo que hiciste, Windows te decepcionará siempre y se comerá tus recursos. Tendrás programas con copyright, y dependerás de la ayuda del Programador para solucionar tus problemas. Windows se congelará aleatoriamente una de cada 3 veces que debas entregar un documento importante—.

Finalmente, dijo al Programador:

— Por escuchar al Usuario, nunca serás feliz. Todos tus programas tendrán errores sin sentido, y los códigos de éstos nunca te ayudarán a solucionarlos. Deberás pasar la eternidad intentando escribir el programa perfecto, y nunca lo conseguirás.

Y Dios los echó del Centro de Información y cerró su puerta con un password de mayúsculas, minúsculas, símbolos y dígitos, de 99 caracteres, y añadió un sistema Captcha terrible, para que toda plegaria vaya al apartado de Spam.

Hizo Dios todo esto en 6 nanosegundos, y el séptimo descansó.

Si no entendiste el chiste, no te preocupes, somos pocos los privilegiados jajaja

[Vía Eksd]

Si te gustó, compártelo con alguien más
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Pablo (OtakuPahp)

Pablo (OtakuPahp)

Soy desarrollador fullstack experto en WordPress y me encanta aprender constantemente. Padre novato, programador apasionado, consultor tecnológico entre otras cosas más. Siempre me he considerado como alguien creativo con un gran deseo por aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna pregunta?