Nyancat Vintage

La viralidad en Internet se define como el contenido (imagen, texto o video) que se comparte a gran velocidad entre varias personas logrando que en poco tiempo muchos lo conozcan. Este comportamiento es comparable con el de un virus que se transmite de una persona a otra, de ahí el nombre de contenido viral.

Viral es una de las nuevas palabras de moda de la era del Internet que muchos usan con mucha libertad, sobre todo los clientes y los marketeros, sin saber cómo funciona realmente el término.

No es extraño ver a clientes, marketeros, publicitas y otros tantos hablando de crear «el próximo video viral del año» sin tener muy claro de que se trata o peor aún cómo lograrlo.

Afortunadamente Kevin Allocca, Gerente de Tendencias de Youtube, compartió en 2011 las tres claves para viralizar contenido en Internet.

1. Necesitas un generador de tendencias

Lo primero que necesitas para viralizar tu contenido es que alguien lo de a conocer al mundo.

No importa si es el mejor video, el más divertido o con el mensaje más motivador; si nadie sabe que existe, no existe. Mucho contenido muere incluso antes de nacer, es decir, nadie sabe que alguna vez existió.

Tienes que lograr que un influenciador comparta tu contenido para que las personas lo conozcan y a su vez lo compartan con otros.

Algunas veces el contenido es descubierto por algún influenciador (aunque esto puede tomar más tiempo del que deseas) y otras puedes darlo a conocer tu mismo (si quieres que sea rápido).

Para dar a conocer tu contenido rápidamente puedes contratar a un influenciador o crear una campaña de publicidad (no importa si es una campaña digital o ATL, lo importante es dar a conocer tu contenido).

2. Debes apelar a las comunidades de participación

Ahora que lograste que tu contenido sea conocido el siguiente paso es lograr que sea aceptado por alguna comunidad, es decir, debe dejar de ser tuyo para ser de ellos.

No puedes aplicarle derechos de autor a un contenido viral ya que cuando se convierte en viral (al igual que con una enfermedad real) el contenido puede mutar y convertirse en algo completamente diferente.

Las comunidades de participación se encargarán de tomar el mensaje principal de tu contenido y hacerlo suyo. Esto lo harán a través de parodias, réplicas o solamente compartiéndolo. En ocasiones el resultado final podría no gustarte pero es el precio que debes pagar por ser viral.

Cuando crees el contenido debes preguntarte a quién esta dirigido, si es fácilmente asimilable por esa comunidad y si puede replicarse rápidamente. Las personas que viralizan tu contenido normalmente buscan reconocimiento por lo que debes crear un buen material para lograrlo.

3. Tiene que ser inesperado

No importa lo reconocido que sea tu influenciador ni lo bien orientado hacia la comunidad que esté tu contenido, si es aburrido, si habla de lo mismo de siempre, si no tiene ninguna novedad, no pasará nada.

Si logras obtener una lágrima, una sonrisa o un gesto fruncido, habrás conseguido tu objetivo de transmitir tu mensaje.

No se trata de comedia o sentimentalismo barato, tiene que ser algo único, bien hecho, que despierte sentimientos en las personas que lo ven (esos sentimientos los llevarán a hacer suya tu causa).

No crees algo solo por crearlo, cuando lo hagas, piensa cómo vas a cambiar la vida de los otros con el mensaje que lleves. Recuerda que a veces el mensaje se recuerda mejor si se lo cuenta de una forma totalmente nueva.

Con estos tres consejos espero que tengas claro como puedes lograr que tu próximo comercial se convierta en el nuevo éxito de la red.

Si quieres ver el video original de Kevin te lo dejo a continuación.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *